Animales, Imágenes, Impactante

Creyó Que Eran Picaduras de Insectos, Pero el Veterinario Le Dijo La Cruel Verdad

Los animales son esos pequeños seres que si se les trata bien harán lo mismo en respuesta. En cuanto a las mascotas, como perros y gatos, suele ser incluso un panorama más amable, es decir, a veces, aunque no se les trate bien, son una fuente inagotable de amor.

Lamentablemente no todas las personas tratan a los animales como deberían, y hay casos en verdad terribles. Aun así, el cuidado de una mascota, es cosa de cada momento, y aunque no se desee dañarlos, cualquier error, aunque sea el mínimo, puede causar que sufran.

 

1Hayden Howard, habitante de Seymour, en Los Estados Unidos, comparte su caso en las redes sociales buscando alertar a todos los dueños de perros, o gatos. Ella tiene un perro mastín inglés llamado ‘Jack’.

 

2Ella considera a Jack un miembro más de su familia, como lo pueden ser sus parientes, padres, e hijos. Siempre lo ha tratado bien. Tal y como hubiera reaccionado con algún otro familiar, al llegar un día y encontrarlo con unas extrañas marcas en el cuerpo, decidió que lo mejor era llevarlo directo a revisar. Al llegar con el veterinario recibió una noticia que la dejó helada.

 

3Cuando lo vio, ella pensó que se trataban de marcas por picaduras de algún insecto. Podría correr peligro grave, ya que se trataban de varias marcas, ella había visto más de 20. Pero su sorpresa fue enorme cuando el veterinario, tras revisar minuciosamente a ‘Jack’, le dijo que no era eso, sino algo completamente diferente, y bastante macabro.

 

4El veterinario le informó a Hayden que los orificios que tenía el perro eran hechos por disparos de balines. Nadie lo podía creer, ya que esto significaba que alguien había tenido tan poco corazón como para tomar un rifle y comenzar a dispararle al pobre perro sin parar. El pobre ‘Jack’ tenía heridas como éstas en todo el cuerpo, patas, estómago, e incluso en la cara.

 

5Tuvieron que anestesiar al perro para sacarle cada uno de los balines, que al final resultaron ser 33. El indefenso perro. Para éste proceso tuvieron que raparle el pelo en cada zona, dejando pequeños cuadros sin pelo en todas las partes del cuerpo del perro que fueron lastimadas.

 

6Además, quedaron 20 plomos fueron imposibles de retirar. Por si fuera poco, tenía 15 orificios que no tenían plomo, ya que eran sólo los orificios, que del impacto rebotaron los plomos, los otros estaban muy profundos. En total fueron más de 70 disparos que el desgraciado le había hecho al indefenso ‘Jack’.

 

7La policía evidentemente fue llamada por Hayden para que investigaran el ataque, y dieron con un árbol en donde algunos balines fueron incrustados. Éste está en el patio trasero de la casa de Hayden, y calculando la trayectoria, dieron con el culpable.

 

8

Se trataba de uno de los vecinos de Hayden, y cuando entraron a revisar su casa, encontraron justo el arma con la que atacó al perro. El agresor resultó ser Tom Woodward, quien tiene antecedentes criminales, a los cuales ahora se le agregará el de crueldad animal.

 

9Ahora fue sentenciado a 2 años de cárcel, y se le ha prohibido acercarse a cualquier animal, menos tener una mascota, o vivir cerca de alguien que la tenga.

 

Facebook Comments